By continuing use this site, you agree to the Terms & Conditions and our use of cookies.
Top Category
Filter

Price

Price

  • €16.00 - €20.00

Feedbacks

Average rating for our customers
4.9 On 5

Category : Paleta húmeda

4.9 / 5

Based on 13 feedback(s)

Paleta húmeda

Active filters

  • New
    METAL PAINTING CLIPS – PINZAS METALICAS PARA PINTARAK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AK
    • New
      €12.95Price
      METAL PAINTING CLIPS – PINZAS METALICAS PARA PINTARAK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AK
      • New
        €12.95Price
            Paleta HumedaWET PALETTE
                €14.95Price
                Paleta HumedaWET PALETTE
                    €14.95Price
                        AK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AKAK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AK
                            €19.95Price
                            AK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AKAK WET PALETTE – PALETA HUMEDA AK
                                €19.95Price
                                        WET PALETTE XLWET PALETTE XL
                                            €23.95Price
                                            WET PALETTE XLWET PALETTE XL
                                                €23.95Price
                                                Sold Out
                                                    MOISTURE - RETAINING PALETTE FOR PAINTSMOISTURE - RETAINING PALETTE FOR PAINTS
                                                        €11.95Price

                                                         

                                                        Elige tu paleta húmeda

                                                        Comprar una paleta húmeda es una decisión acertada, que incide positivamente en la calidad de tus proyectos y en la velocidad con la que puedes culminarlos. A diferencia de las paletas secas, en las húmedas el agua evita que las pinturas se solidifiquen, lo que constituye el propósito de este dispositivo.

                                                        El mecanismo se basa en varias capas, con una superior de papel especial semipermeable que descansa sobre la de esponja absorbente. En ella, el agua queda retenida y la humedad va ascendiendo lentamente hacia la superficie, incluso en condiciones ambientales muy secas, para las que esta herramienta resulta esencial.

                                                        Cuando la vayas a utilizar, prepara una capa de agua en el fondo del contenedor, la hidroesponja y, al final, la capa de papel. Sobre ella mezclarás los pigmentos.

                                                        Esta herramienta es fundamental para conservar tus pinturas frescas, con el grado de dilución y fluidez que se requiera en cada caso y durante un tiempo prolongado. La razón es que fuera de su envase tienden a secarse con rapidez, lo que te hace perder tiempo y desperdiciar el material.

                                                        Al cerrar tu paleta húmeda con la banda elástica que forma parte del kit, consigues un efecto hermético. Así podrás mantenerlas en condiciones adecuadas varias semanas.

                                                        Otra ventaja de emplear las paletas húmedas es que obtienes más uniformidad en las aplicaciones, porque se mantiene estable la consistencia. Gracias a este efecto, puedes trazar líneas finas y nítidas, o pintar una superficie amplia de manera muy homogénea. Esta ventaja te ayuda a prolongar el uso de las pinturas a lo largo de muchos días, como si estuvieran recién extraídas de su envase.

                                                        La paleta húmeda GSW

                                                        Esta paleta consta de un contenedor rectangular con tapa, cuyas dimensiones son 182 x 132 milímetros para el tamaño estándar y 260 x 190 para la XL. Además, el modelo Pro cuenta con cinco receptáculos para depositar los pigmentos, uno de mayor tamaño para mezclarlos y dos más para disponer de agua con la que lavar los pinceles.

                                                        Se compone además de 2 hidroesponjas, 50 hojas de papel sulfurado y una banda elástica, con la que logras el cierre hermético de la tapa. Viene acompañado de un manual de instrucciones en el que se describen todos los detalles del uso.

                                                        El papel sulfurado, o hidropapel, tiene por característica ser traslúcido, semipermeable y de gramaje elevado, que le proporciona resistencia. Esto es imprescindible para poder utilizarlo como área de trabajo sin que se deteriore. Absorbe la humedad que se encuentra en la esponja subyacente y no deja pasar la pintura hacia abajo.

                                                        Las hidroesponjas están elaboradas con un material llamado espuma hidrófila, que absorbe una gran cantidad de agua. Su espesor permite una máxima retención del líquido y no forma arrugas, razón por la que te proporciona una superficie lisa para trabajar con los pigmentos.

                                                        Estos elementos están tratados con Sanitized, una tecnología que impide la proliferación de bacterias o mohos, evita que se generen olores desagradables y garantiza una durabilidad de meses. Gracias a esta característica, podrás guardar tu paleta húmeda cerrada durante muchos días, y reutilizar el material sin problema.

                                                        Modo de empleo

                                                        El primer paso es sumergir la hidroesponja en agua, exprimiéndola para que se empape totalmente. Drena el exceso y colócala en el contenedor rectangular. La forma y dimensiones son iguales, con lo que conseguirás un ajuste exacto.

                                                        Por último, coloca una hoja de papel sulfurado, que encaja perfectamente y de esta forma no se desplaza con los movimientos del pincel. Es necesario apretar toda la superficie para que se adhiera a la hidroesponja y no queden burbujas.

                                                        ¡Listo! Ya puedes comenzar a colocar tus pigmentos, mezclarlos y dar rienda suelta a tu creatividad. Cuando termines tu sesión de trabajo, cierra la tapa y ajusta la banda de goma.

                                                        Comprar una paleta húmeda es una decisión que te permitirá conservar tus pinturas frescas y fluidas, siempre listas para decorar los modelos. Además, podrás mezclar los colores de una forma sencilla, conservarlos durante mucho tiempo y ahorrar pigmentos.